Para poder adoptar medidas eficaces se debe cuantificar la situación, no por medio de sensaciones, si no de datos veraces y objetivos. Preguntar con método y las herramientas adecuadas es la solución.

El clima laboral es el nivel de conocimiento, la sensación que sobre la empresa tienen los trabajadores y trabajadoras. El clima laboral es la salud emocional de los equipos, cómo se encuentran en un momento dado.

Algunas organizaciones contratan profesionales con la misión de cuidar de la felicidad de las personas en el trabajo. Algo que no es más que una utopía para muchas otras. ¿Podemos ser felices en el trabajo? La investigación científica de las últimas décadas sugiere que sí. Incluso se cuantifica su rentabilidad pero sólo es posible si podemos medir el estado de felicidad de los miembros de los equipos y hacerlo de forma eficaz con herramientas como Human Pull 

Los Cambios de la COVID 19

En las evaluaciones de riesgos psicosociales de las empresas uno de los principales factores a tener en cuenta son los momentos en los que se producen variaciones de las condiciones de trabajo o siempre que vaya a introducirse una innovación en el lugar de trabajo: un nuevo proceso de producción, nuevos equipos materiales o humanos, modificación de la organización del trabajo, etc. que pueda alterar significativamente la situación a la que la plantilla está acostumbrada. Con las medidas impuestas por la Covid 19 se da más que nunca  esta situación.

El estado de ánimo de las personas que conforman los equipos no es el mismo de forma continuada. Son múltiples los factores que influyen para que el optimismo del viernes a mediodía, no sea el mismo que el del lunes a primera hora. Factores como el salario, la carga de trabajo, la ausencia de descansos o las medidas adoptadas para prevenir la pandemia, por ejemplo, influyen a la hora de determinar el clima laboral. 
Sólo las preguntas adecuadas en el momento adecuado sirven para pulsar eficazmente el estado de los equipos, algo directamente asociado con la productividad y por tanto con la rentabilidad de la empresa. No son pocos los estudios que determinan precisamente la rentabilidad de la inversión de las empresas en mejorar la salud psicosocial de empleados y empleadas. 
Pero para poder mejorar el clima laboral es necesario determinar cuales son los puntos de mejora. De esta manera la inversión se rentabiliza. Lo hace por medio de la eficacia de las medidas adoptadas tras un análisis efectuado en el momento adecuado y tras haber realizado las preguntas adecuadas. En este caso es necesario establecer un mecanismo o disponer de una herramienta que pueda realizar, enviar y medir encuestas personalizadas.  
Esta idea son sólo una sucesión de conclusiones de sentido común. El handicap es, entonces, determinar el mecanismo utilizado para hacerlo.  Para realizar encuestas personalizadas en el momento adecuado y poder medir resultados de forma inmediata.

Human Pull
Human Pull  es una solución especialmente diseñada para estas tareas. Lo hemos aprendido durante la pandemia de la COVID 19; hemos aprendido la importancia para las empresas poder estar prevenidos y poder ofrecer respuestas rápidas y eficaces. Con esta herramienta cumplimos una de las principales premisas de eficacia: poder atender a las personas, sus progresos, valores, motivaciones, su afición por la empresa y aunque se debe hacer de forma continuada por las razones expuestas anteriormente las excepciones, como la pandemia de la COVID 19, también debe poder medirse de forma personalizada.
Las características de la herramienta que nos permita medir de forma eficaz el pulso del equipo en momentos como este ha de tener unas características muy determinadas:

 
  • Más allá de la medida continua del clima laboral, debe poder adaptarse a las necesidades de cada empresa en un momento determinado.
  • Se debe garantizar totalmente el anonimato para que la obtención de respuestas sea veraz y eficaz.
  • El cuestionario debe poder evolucionar en vivo, dependiendo de las respuestas de los encuestados, por medio del establecimiento de rutas lógicas.
  • Los datos sobre resultados, gráficos y respuestas se deben obtener de forma inmediata y en formatos de fácil manejo.

Existen muchas empresas que se muestran reacias a invertir recursos para medir el clima laboral. Antes de Human Pull ese era un proceso engorroso, difícil y hasta costoso. Ahora es fácil y sobre todo rentable.
Debemos exigir a las herramientas de medición que nos proporcionen realidades cuantificables y no sólo sensaciones. Datos veraces y feedback que no llega si no es garantizando el anonimato. Debemos poder comprender a los equipos y por supuesto poder comprobar el impacto de las medidas adoptadas. Sobre todo en tiempos como el presente en el que las medidas para el control de la COVID 19 han sido tantas y tan variadas, con repercusión directa en los equipos que trabajan con nosotros.