Herramientas como Human Pull facilitan la tarea y otorgan eficacia a la importante fase de  análisis para evaluar riesgos

En Prevención de Riesgos Laborales, la evaluación psicosocial “persigue el mismo objetivo que otros ámbitos de la prevención de riesgos laborales: identificar factores de riesgo y establecer medidas de mejora para prevenir daños”.
Pero la evaluación en este ámbito se encuentra con algunas dificultades. En primer lugar la escasa consideración de los Riesgos Psicosociales frente a los riesgos laborales “convencionales” (Los riesgos psicosociales no se evitan poniéndose un casco). Las actuaciones en el ámbito psicosocial se encuentran con la dificultad de relacionar causa y efecto. Es decir, una relación causal directa entre factor de riesgo y daño.
En la mayoría de los casos de daños psicosociales (el burnout ya forma parte del catálogo de enfermedades profesionales de la OMS) su origen no se debe a una sola causa. El análisis de situación se convierte entonces en crucial a la hora de evaluar los riesgos psicosociales. Lo que está claro es que sus efectos no serán solo personales, también empresariales (Absentismo, bajas por depresión….)


 

Alegoria del #Burnout

La evaluación de los factores psicosociales, como toda evaluación de riesgos, es un proceso complejo pero, si nos centramos en la identificación de los factores de riesgo, la elección de la metodología y técnicas de investigación es un proceso vital. Herramientas como Human Pull se ciñen a estas premisas en la fase de análisis de evaluación de Riesgos Psicosociales.

El método Holandés

El método de análisis holandés, implantado desde hace más de una década, contempla como una de las principales herramientas de diagnóstico los “cuestionarios de estrés laboral”. Estos cuestionarios, bastante populares en Holanda, son una manera eficiente de obtener información detallada sobre riesgos psicosociales en una amplia muestra de trabajadores. 

Ana Serrano

Para Ana Serrano, coordinadora de Prevención de Riesgos en Aragonesa de Servicios Telemáticos y profesional de la Seguridad y Salud Laboral. Es imprescindible la participación de los líderes de equipo comprometidos para “tirar del carro juntos”, que se entienda desde una postura cercana y empatizando, los riesgos psicosociales a los que se ven expuestos los componentes de los equipos.

Serrano destaca la existencia de teoría sobre el tema. Es el caso de las notas técnicas del Instituto nacional de Seguridad e Higiene en el el trabajo (NTP 702: El proceso de evaluación de los factores psicosociales), pero echa en falta su “aplicabilidad” a una empresa real. Las herramientas propuestas para medir o investigar los posibles riesgos psicosociales son metodologías globales que no le sirven a las PYMES y microPYMES. Por no hablar de los costes que implican. “Nos hace falta descender  al nivel de necesidad real de la empresa pequeña, algo que sea ágil, fácil de implantar, y que no me vendan más de lo que necesito”, destaca esta activa prevencionista.  

“Nos hace falta descender  al nivel de necesidad real de la empresa pequeña, algo que sea ágil, fácil de implantar, y que no me vendan más de lo que necesito

Serrano recuerda que el estrés y los problemas de salud mental son los problemas de salud más importantes en el lugar de trabajo para aproximadamente una quinta parte de los trabajadores de la UE. Cerca de dos terceras partes de los trabajadores están expuestos a factores de riesgo psicosocial que pueden provocar estos problemas.

El #burnout afecta a las empresas en jornadas laborales perdidas, disminución de la motivación y de la productividad. Pero indudablemente también afecta a las personas en su salud y bienestar físico y mental y en sus relaciones dentro de la empresa y en su vida personal.

Respecto a lo que se debería tener en cuenta a la hora de adecuar la metodología a aplicar en la evaluación de los riesgos psicosociales, destaca:

  • Aspectos de la organización y el entorno del trabajo y del contenido de las tareas.
  • Aspectos del entorno fuera de la organización: exigencias familiares y domésticas, actividades sociales y de ocio
  • Aspectos del propio individuo: personalidad, actitudes, motivaciones, valores, expectativas.

El Anonimato

Son muchos los factores a tener en cuenta durante el periodo de análisis del proceso de evaluación de riesgos psicosociales, pero nos vamos a quedar con uno. El anonimato. 

En el documento “Principios Comunes para la Evaluación de los Riesgos Psicosociales en la Empresa”, editado por Foment del Treball Nacional, se destacaba hace un tiempo que “El modo en que se recaba y se maneja la información en un método de evaluación de riesgos psicosociales es muy importante para contribuir a la calidad de la información. En todo caso, es necesaria la confidencialidad y un tratamiento de la información con responsabilidad y ética profesional. En general, en la medida en que las condiciones de la empresa y el proceso de evaluación de riesgos psicosociales lo permita, la información de cada empleado debe ser manejada profesionalmente de modo anónimo y confidencial, y ese anonimato y confidencialidad debe cumplirse rigurosamente y ser patente a cada empleado que participa en la evaluación, de lo contrario puede perjudicarse la calidad de la información”. Premisa a la que se somete estrictamente Human Pull.