Los expertos de la salud laboral ponen el foco en los riesgos psicosociales y la  resiliencia en el ámbito laboral posterior a la COVID19

Vivimos una nueva realidad laboral. Los cambios se han producido de manera paulatina en algunos casos, rauda en otros, pero nos enfrentamos a una nueva situación. No mejor o peor. Diferente.

Manuales, protocolos, medidas de protección, nuevos escenarios laborales, teletrabajo… Los cambios son variopintos e importantes, pero tienen un nexo común: los trabajadores/as cuya resiliencia y su aprendizaje durante los cambios, van a ser vitales a la hora de afrontar el nuevo panorama. Nuestra capacidad para aprender y “resurgir de nuestras cenizas” será un factor clave. Y esas capacidades, analizadas previamente por los departamentos de RRHH, se convertirá en una de las Hard Skills a tener en cuenta.

» La resiliencia será una de las Hard Skills clave en la selección de candidatos  

Vivimos una nueva realidad y las habilidades y competencias adquiridas se van a tener en cuenta a la hora de que los candidatos puedan ser seleccionados para un trabajo o la realización de determinadas actividades. La salud emocional y la resiliencia destacan como habilidades esenciales y serán clave no sólo hasta que llegue  “la normalidad”, también después, en la recuperación social y económica.

Imagen de Elías Sch. en Pixabay

El potencial de los candidatos se seguirá midiendo por las capacidades académicas y su experiencia laboral, pero las relacionadas con estos dos aspectos no serán las únicas que se tendrán en cuenta. Dependiendo del perfil del puesto, algunas habilidades duras podrían pesar tanto como las habilidades para los negocios, la formación en programas específicos, estudio de mercado, marketing digital, la buena expresión y habilidades socio comunicativas, incluso conocimientos en psicología.

Muchas de estas habilidades sólo se pueden adquirir mediante la formación, pero otras muchas sólo surgen mediante el puro desarrollo de una tarea. “Learn by doing”. Aprendemos mientras hacemos.

Cambios

La Pandemia ha traído cambios para las personas. Pero también para las empresas. Los futuros inciertos se deben enfrentar y uno de los retos va a estar en el recibir y ofrecer la formación en habilidades transversales y en el desarrollo de conceptos como la Resiliencia.

Detectar estas necesidades, incluso posibles focos de conflicto relacionados con la salud y el bienestar laboral antes de que se manifiesten es posible gracias a herramientas sencillas de implementar. Es el caso de Human Pull, con la que medir el clima laboral es prioritario. Sobre todo a la hora de analizar e implementar medidas para afrontar la era post COVID 19. 

Atender la crisis sanitaria es prioritario, indudablemente. Pero se hace necesario cuidar a los equipos y equipar a las personas con las habilidades que necesitan, tanto para la conservación de las empresas, como para el propio desarrollo empresarial en la nueva e incipiente era laboral que no es está tocando vivir.